Lunes, 1. Mayo 2017

En torno a la huelga de NISSAN de Abril del 2017

La huelga de obreros de la industria automotriz NISSAN, en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca-CIVAC, se ha levantado al cumplir su cuarto día. La huelga estalló con una justa demanda económica, tomando en cuenta la escalada de precios, la inflación, la depreciación del salario que viene perdiendo dramáticamente su poder adquisitivo.

La demanda de aumento al salario pretendía ser fuertemente limitada tanto por el monopolio, en cierto acuerdo con el Comité del Sindicato cuya preparación fue a destiempo y precaria, y contando con el respaldo abierto del gobierno de Graco Rámirez que llamaban al consenso, a la conciliación, a aceptar las migajas que ofrece la patronal en voz de su Secretaria del Trabajo.

Contra ellos, la asamblea de trabajadores, decidió la huelga, que se sostuvo por voluntad de los casi cuatro mil trabajadores y por la solidaridad de otros sindicatos, organizaciones populares, y por el Partido de la clase obrera, el Partido Comunista de México.

Es la lucha más decidida la que permite romper los diques que quieren imponer los monopolios, salvaguardados por el Estado, y orientados a asegurar la máxima ganancia e imponer las pérdidas a los trabajadores y sus familias.

Por eso la huelga avanzó a su cuarto día, y es un hecho que se levantó rompiendo ese dique, al arrancar un monto superior al límite que gobierno, empresa y directiva pretendían del 4%, llevándolo finalmente al 4.5%. Esto no solo es en favor de los trabajadores de NISSAN, sino de todos los de la industria automotriz en el país que urgentemente deben reorganizar su lucha para pasar a una contraofensiva como ésta, recuperar el valor depreciado de nuestra fuerza de trabajo frente al aumento de la productividad que no se refleja para la clase y a la que se sume en los estragos de la crisis, usar la lucha para elevar la conciencia y fortalecer los lazos de los destacamentos de nuestra clase.

El Partido Comunista de México, saluda la lucha decidida del proletariado de la industria automotriz y ratifica que en el marco de esta crisis económica es necesario insubordinarse a la lógica de apretarnos el bolsillo para que el monopolio NISSAN obtenga sus ganancias y las aumente.

El balance final es que la segunda huelga en un año de la fábrica más grande de su estado muestra un avance en la conciencia de la masa trabajadora y una disposición creciente para la lucha, el aumento directamente representa para la totalidad de las familiares trabajadoras de NISSAN Cuernavaca poco menos de 27 millones de pesos adicionales a sus presupuestos de este año, el Partido se ha mostrado como una organización sólida e indispensable para fortalecer la lucha ya que colectivamente los trabajadores que acudieron al llamado entregaron en especie un apoyo muchas veces superior al de la propia estructura sindical, la corriente comunista al interior de la Asamblea aún no es la mayoría pero ha avanzado significativamente en esta huelga. Resultados superiores requerirán ajustes en las propias filas y estructura del sindicato, tarea que asumirán los obreros comunistas.

Al mismo tiempo llamamos a los trabajadores de la NISSAN que ésta lucha defensiva no agota ni satisface de lejos sus intereses, que el mismo poder de los monopolios con los que se toparon para desgastarlos es el poder de los monopolios que cruelmente sume al país en un escenario de barbarie. Llamamos a la clase obrera a involucrarse, a prepararse, y finalmente encabezar una lucha resuelta por el derrocamiento del poder de los monopolios y a la construcción del poder obrero.

¡Proletarios de todos los países, uníos!

El Comité Central del PCM

Widgetkit Twitter
No tweets found.
PCM en Internet

El Comunista

Federación de Jóvenes Comunistas

PCM en Facebook

El Comunista en Facebook

Revista Comunista Internacional

Solidnet