16 | 12 | 2017

Contra el gasolinazo y el aumento de precios, contra el hambre y la miseria

¡Abajo el poder de los monopolios!

Desde que inició la crisis económica del capitalismo en 2008, los derechos y conquistas de los trabajadores de México y del mundo han sido sacrificados para mantener las superganancias de los monopolios.

Con la reforma laboral fueron beneficiados los explotadores, y lanzados a condiciones de esclavitud laboral el conjunto de los obreros y trabajadores, con jornadas que rebasan las 8 horas, y salarios que apenas alcanzan para sobrevivir, con la incertidumbre de no saber qué pasará al llegar a la edad de la jubilación, en la angustia del día a día, sin vivienda, sin vacaciones, sin futuro. Encima viene también el asunto de la privatización de la salud.

Millones de nuestros hermanos proletarios han sido arrojados al desempleo, y el hambre y la miseria se ciernen sobre la clase obrera y los sectores populares en México. No alcanza para la renta, para los pasajes, para los medicamentos, para la escuela de los hijos, incluso ni para comer.

Pero los monopolios son insaciables, pues a la clase de los capitalistas sólo les interesa ganar más y más, y por eso su gobierno impone el gasolinazo y el aumento de precios.

La economía popular, de los obreros y de las familias populares, se deteriorará rápidamente. Para nada alcanzará con un salario miserable y con la carestía de la vida, con el aumento de precios de alimentos, de transporte público, de artículos de primera necesidad.

Si queremos poner alto a este sufrimiento tenemos que luchar, y no es fácil pero es indispensable! Nadie lo hará por nosotros, pues la emancipación de los trabajadores sólo puede ser obra de los trabajadores mismos, y tenemos que levantarnos ya. Vendrán con falsas propuestas los mismos de siempre, nos dirán que esperemos a las elecciones del 2018, que firmemos una petición, que nos vistamos de blanco, que seamos pacíficos y no alteremos el orden… Pero en este momento crítico sólo hay dos lados: el de los obreros y trabajadores, y el de los explotadores y sus gobiernos.

El Partido Comunista de México llama a la lucha organizada, a levantarse, a ponerse de pie, a rebelarse. Unámonos para confrontar al poder de los monopolios que encabeza hoy Peña Nieto, pero del que son cómplices TODOS los partidos burgueses. Organicémonos para confrontar estas medidas y la represión con que buscarán frenarnos. Organicémonos para cambiar este país, con las medidas de raíz que se requieren, para formar un poder donde mande la mayoría que produce, la que trabaja, la que con su sudor y esfuerzo hace todo: formemos el poder obrero y popular.

Saludamos a todos aquellos que están ocupando gasolineras, carreteras, calles, plazas y tomando otras medidas. Necesitamos trascender lo espontaneo. Rebelarse es legítimo, necesario. La única ley que reconocemos es la que sirva con justicia a los trabajadores y al pueblo, y no la que defienda la propiedad de los millonarios y su sistema de explotación y muerte.

A luchar, contra el gasolinazo y el aumento de precios, contra el hambre y la miseria, contra el poder de los monopolios, por el poder obrero y popular…

¡Proletarios de todos los países, uníos!

Partido Comunista de México

@comunistamexico
La red comunista

El Comunista

 Federación de Jóvenes Comunistas

PCM FB
Noticia del canal electrónico no encontrada